La verema

Septiembre y octubre son los meses de la vendimia (“verema”). Todo el año de esfuerzo en el cultivo de las viñas culmina con la recogida de las uvas y la elaboración del vino, que exige trabajo, paciencia, técnica, una buena práctica agraria y enológica y un poco de arte. Como los trabajos de la vendimia, que reúnen toda la familia, esta habitación permite incorporar dos camas más para personas cercanas.

Situada en la planta baja de la masía, tiene una superficie de unos 30 metros cuadrados repartidos entre la habitación, el vestuario y el baño. La ventana da al patio de la masía, al que también tiene acceso directo. Esta habitación tiene una cama 160x190 cm.

Dispone de calefacción y conexión a Internet wifi, baño privado, ducha completa con hidromasaje, secador de pelo, toallas de baño y de lavabo, así como un set de higiene personal.

Su capacidad máxima es para cuatro personas, ya que opcionalmente permite instalar en ella dos camas supletorias o un supletorio y una cuna.

Debido a nuestro compromiso con la sostenibilidad, esta habitación no dispone de aire acondicionado, ya que su ubicación garantiza una temperatura adecuada en verano.

 

Detalles de los cojines

Vista general de la habitación

Vista parcial de la habitación

Baño completo